APYME Vegas Altas – La Serena y PROINES han firmado un acuerdo de colaboración que persigue fundamentalmente la integración laboral de las personas con enfermedad mental.

El acto ha tenido lugar en la mañana de hoy, en presencia de los presidentes de ambas entidades, Daniel Nieto por parte de APYME y Casiano Blanco por parte de PROINES, que han coincidido en lo necesario de este tipo de acuerdos para intentar conseguir un futuro laboral a personas que por su enfermedad, no tienen fácil su integración al mercado profesional.

Mediante éste convenio, APYME Vegas Altas – La Serena favorecerá la integración laboral de personas con enfermedad mental, dando a  conocer los casos de éxitos y buenas prácticas de estas  personas en la empresa ordinaria.

Para ello se harán desayunos de empresarios de forma conjunta para dar conocer los incentivos económicos en la contratación en las personas con discapacidad, en concreto con las personas con enfermedad mental y fomentarán las prácticas laborales no remuneradas en la empresa ordinara, para lo cual se harán campañas de sensibilización para disminuir el estigma que recae sobre este colectivo.

Casiano Blanco recordó el número de usuarios de la asociación que se encuentran trabajando en la actualidad en distintas empresas de la comarca y  agradeció a APYME la firma del Convenio: “Creo que va a ser un acuerdo muy beneficiosos para las dos partes”.

Por su parte, Daniel Nieto dijo que el empresariado de Don Benito y la comarca responde ante la  Responsabilidad Social Empresarial y eso obliga a firmar este tipo de acuerdos. Recordó los puntos del convenio y apostó por la buena acogida por parte de sus asociados: “Las empresas están cada vez más concienciadas en una sociedad cada vez más justa y nuestras 250 empresas lo vienen demostrando, como lo demuestran los convenios suscritos con otras entidades, por lo que estoy seguro que este acuerdo con PROINES va a ser bien acogido por nuestros socios”, dijo.

APYME Vegas Altas La Serena y PROINES firman un convenio en busca de la integración laboral de los enfermos mentales